La importancia de un buen lavado de manos

La importancia de un buen lavado de manos

Cómo lavarse las manos correctamente

Las manos son la puerta de entrada de parte de los gérmenes que se encuentran en el ambiente. Conoce la técnica para un buen lavado de manos. 

El riesgo frente a los microorganismos es una constante solo con rozarnos la cara, rascarnos los ojos o tocar los productos que nos vamos a llevar a la boca. No. Aunque parezca lo contrario, no estamos exagerando. Entramos en contacto directo con todo tipo de bacterias a través de las manos en multitud de ocasiones: al utilizar el transporte público, cuando cogemos dinero, cuando tocamos alimentos crudos… Si son de las nocivas y alguna de ellas accede al organismo, pueden provocar importantes daños en nuestros órganos y nuestra salud.Lavarse las manos ayuda a evitar la propagación de infecciones #salud #lavarselasmanos #consejosdesalud Clic para tuitear

Ante este panorama, cada vez son más las campañas con las que se intenta concienciar a la sociedad a nivel global de la importancia de un correcto lavado de manos. Por ejemplo, desde hace más de una década, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recalca la necesidad de instalar un sistema de saneamiento para el circuito de agua en todos los pueblos del Planeta. Con ello, cumplirían este requisito vital de la higiene de manos, y otros muchos de sus objetivos a medio plazo.

¿Qué pasa cuando no efectuamos un lavado de manos correcto?

De pequeños, la insistencia de padres y abuelos de visitar el lavabo antes de sentarse a la mesa o después de jugar en el parque, no era una simple manía. Cuando aseguramos la higiene de las manos, estamos evitando la propagación de infecciones. Los microbios que se almacenan en ellas pueden contagiar virus como la gripe o gastroenteritis. Pero, en ocasiones, las afecciones pueden ser más graves: hepatitis, meningitis, salmonelosis, etc.La OMS, con sus campañas informativas, explica cómo debe ser un correcto lavado de manos #salud #lavarselasmanos #salvavidas Clic para tuitear

Los hospitales y los centros de salud, lejos de acabar con esta transmisión incontrolada, se convierten en un foco más potente de bacterias y hongos. En este sentido, en su lucha a favor del lavado de manos, la OMS y distintas entidades sanitarias apelan a la responsabilidad de los profesionales médicos para evitar riesgos añadidos. Según las últimas estimaciones, más de la mitad del personal que trabaja en quirófano, no realiza la técnica adecuada.

Pasos a seguir para lavarse las manos

  • Mojar las manos. El agua debe estar caliente, aunque se debe controlar la temperatura. Con el agua fría, es imposible atacar directamente a los microbios; pero necesitamos entre 20 y 30 ºC para no afectar la estructura de la dermis y evitar la irritación.
  • Aplicar el jabón. Puede ser en pastilla o en dosificador (en baños públicos, mejor este último). Lo ideal es que carezca de perfumes y sea lo más neutro posible, para respetar la piel. Se debe enjabonar bien todos los huecos, sin olvidar las uñas y las muñecas.
  • Aclarar. No debe quedar ningún resto de jabón y cerrar el grifo con una toalla o servilleta. Si al terminar, aún parecen sucias, hay que repetir el proceso.
  • Secar. En casa, con una toalla es suficiente. En el trabajo o en lugares públicos, mejor con papel o con una toalla propia.Lavado de manos OMS

¿Eres de los que sigue estos pasos escrupulosamente o de los que se olvida más de una vez?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar