Embolia: definición, causas y consecuencias

| |

Una embolia está producida por una obstrucción de los vasos sanguíneos. Pero, ¿sabes cuáles son los factores que la desencadenan? Te lo contamos.

Colesterol, sedentarismo, tabaquismo, diabetes, hipertensión… Son muchos los factores de riesgo que ponen en peligro la salud de las personas, simplemente, por no incluir un cuidado más riguroso entre sus hábitos de vida cotidianos. En ocasiones, estas circunstancias pueden desencadenar problemas más graves y llegar, incluso, al fallecimiento de los afectados. Un ejemplo claro son las embolias, las obstrucciones de los vasos sanguíneos ocasionadas por un coágulo de mayor tamaño que su diámetro.

¿Qué es exactamente una embolia, cuáles son sus causas y cuáles pueden ser sus efectos para el organismo? Cuando nos encontramos ante una urgencia de estas características, es importante saber responder a todas estas cuestiones. Cuantos más detalles conozcamos de la embolia y de sus tipos, menos dudaremos en la toma de decisiones.

La embolia y sus causas

¿Qué es una embolia?

Por definición, una embolia es una “obstrucción ocasionada por un émbolo formado en un vaso sanguíneo, que impide la circulación en otro vaso menor”. Los émbolos son coágulos de sangre, burbujas de aire o cualquier otro cuerpo extraño, que se originan a partir de un trombo, y que recorren el torrente sanguíneo hasta que obstruyen una vena o una arteria concreta.[bctt tweet=»Trombosis o embolia: se parecen, pero no son lo mismo #salud #embolia #enfermedad #hábitossaludables » username=»mielcanela_blog»]

Uno de los primeros síntomas suele ser el dolor de la parte afectada, puesto que el émbolo impide el riego adecuado del órgano. Dependiendo de la tipología, la embolia también puede suponer palidez, falta de aire, taquicardias, parálisis o pérdida del conocimiento.

¿Trombosis o embolia?

El desconocimiento hace que algunas personas utilicen ambos términos como sinónimos. Pero no son lo mismo, aunque ambos suponen una obstrucción en el sistema circulatorio. Una trombosis consiste en una oclusión en el lugar exacto en el que se forma el coágulo (en este caso, se denomina trombo). La embolia, sin embargo, se produce cuando del trombo se desprende una porción que recorre el cuerpo hasta llegar a una zona con un diámetro inferior a su tamaño. Ahí genera la obstrucción, y no en el lugar en donde surge el coágulo.

Causas y consecuencias principales de una embolia

  • Diabetes, hipertensión, colesterol, tabaquismo, sobrepeso, inmovilizaciones prolongadas… Factores que limiten el buen funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Como consecuencia de algunas patologías cardíacas (aquí te contamos el mejor ejercicio para un corazón sano), que forman trombos en alguna de las partes del corazón.Trombosis o embolia

En el momento en el que se diagnostica una embolia, los especialistas médicos intentan eliminar el dolor de la zona afectada y administran anticoagulantes para frenar los trombos. A partir de entonces, se puede optar por la intervención quirúrgica para eliminar la obstrucción o, bien, seguir de cerca la evolución de la misma en el hospital. Si se trata de una embolia pulmonar o cerebral (las más comunes), se intentan recuperar y mantener las funciones vitales del paciente.

[bctt tweet=»La ausencia de hábitos de vida saludables es la principal causa de las embolias #salud #enfermedad #embolia » username=»mielcanela_blog»]En cuanto a la evolución posterior, todas aquellas personas que ya han sufrido una embolia permanecen en riesgo de volver a padecerla. Por eso, una de sus principales metas debe ser eliminar los factores de riesgo que le han llevado a esa situación. Pero, dependiendo del lugar en el que se haya producido la obstrucción, pueden quedar secuelas. Por ejemplo, en el caso de embolias cerebrales, puede provocar parálisis, dificultades cognitivas, etc.

Ahora que ya conoces las principales causas de las embolias, cuida tu salud y la de los tuyos para intentar prevenirlas. Solo tienes que mejorar tus hábitos de vida y encaminarlos hacia alternativas más saludables.

Deja un comentario

cinco − cinco =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar