Dolor de espalda al conducir: consejos para evitarlo

Dolor de espalda al conducir: consejos para evitarlo

camión

El dolor en la espalda puede ser ocasionado por diferentes razones, aunque el desarrollo de ciertas actividades laborales está considerado como una de las causas más probables de la lumbalgia. Un estudio publicado por North American Spine Society (NASS), en 2016, apuntó diez principales profesiones que ofrecen mayor riesgo de desarrollar dolores de espalda e incluso patologías relacionadas más graves como hernias, limitación de movimientos en los miembros inferiores o superiores, dolores de cabeza e incluso trastornos del sueño.

Desde el concesionario Iveco de Madrid alertan de que, además de las muchas horas al volante, a la rutina de los conductores profesionales todavía se suman otros factores de riesgo como la realización de tareas de carga y descarga, que colaboran al desarrollo de lumbalgia o, como mínimo, molestias moderadas en la espalda. El sedentarismo y la mala forma física, y en muchos casos la obesidad, también son parte de un círculo vicioso que termina por afectar la salud postural de los conductores profesionales.

Pero no todo son malas noticias. Si bien es cierto que el dolor de espalda al conducir es conocido como el ‘compañero fiel’ de los conductores que pasan largas horas viajando, los profesionales sanitarios están de acuerdo en que -en la mayoría de los casos- es posible prevenir esta situación con la implementación diaria de algunos hábitos muy sencillos.

Cómo prevenir el dolor de espalda al conducir

Controlar las horas al volante

Las normativas establecen el tiempo máximo que los conductores deben pasar al volante. Además de provocar cansancio al volante – lo que disminuye considerablemente el estado de alerta y aumenta el riesgo de accidentes – alargar la jornada laboral también es una de las principales causas de los dolores corporales y, principalmente, en la espalda.

⚠️ Así que, es importante recordar que -en términos generales- los conductores solo pueden ejercer su profesión durante un máximo de 9 hora al día, con excepción de dos veces a la semana que podría conducir hasta un máximo de 10 horas al día. En total, no está permitido superar las 56 horas semanales y, a cada dos semanas, el tiempo total de conducción no puede superar las 90 horas.

Estiramientos

Al iniciar un viaje, en los momentos de descanso o en los espacios entre una entrega y otra, por ejemplo, es muy importante aprovechar para realizar algún tipo de estiramiento. Existen ejercicios muy sencillos de realizar en tan solo algunos minutos y que ayudan a disminuir la tensión muscular y a evitar el surgimiento de molestias y dolores.

En el mismo habitáculo del vehículo, el conductor puede hacer giros de cuello o movimientos para estirar las cervicales, los brazos, etc. En este vídeo, podemos comprobar algunos puntos importantes sobre la ergonomía y conducción, así como algunos ejemplos de ejercicios sencillos para activar la musculatura y relajarse tras algunas horas al volante.

Asimismo, los pequeños paseos también son muy útiles a la hora de estimular la circulación y disminuir el riesgo de padecer dolores y lesiones.

La postura correcta

Adoptar una buena postura al conducir es uno de los principios básicos para evitar la lumbalgia y los dolores crónicos. De acuerdo con los profesionales sanitarios, la posición correcta para conducir es aquella que permite las manos sujetar el volante sin que el hombro y la columna se aparten del respaldo del asiento. En este sentido, hacen hincapié en que es muy importante contar con un apoyo constante todo el tiempo, en un ángulo próximo a los 90 grados y que las piernas y brazos estén ligeramente flexionados.

En este sentido, los asientos ergonómicos disponibles en algunos modelos de vehículos industriales se convierten en un gran aliado a la hora de mantener la postura correcta y prevenir las molestias en la espalda.

Carga y descarga

En muchos casos, los conductores también llevan a cabo tareas de carga y descarga durante el trayecto. Para evitar la sobrecarga de la zona lumbar, es importante poner atención a los movimientos realizados a la hora de elevar y descender la mercancía. Para ello, es importante flexionar las rodillas y evitar que el esfuerzo se centre en la espalda.

Mantener la actividad física

La buena higiene postural no depende solo de los hábitos realizados al volante. En este sentido, cabe resaltar que la práctica de actividades físicas promueve el fortalecimiento de los músculos, así como la capacidad aeróbica (o la capacidad del organismo de oxigenar el organismo), lo que puede ayudar incluso a disminuir los dolores. Eso sí, antes de realizar ejercicios por cuenta propia es importante consultar con un profesional, ya que puede haber algunas restricciones en caso de patologías previas.

Otros factores relacionados con la lumbalgia y la conducción

Hábitos de conducción

Conducir de manera eficiente no solo reporta beneficios al medio ambiente, sino a la propia salud del conductor. Evitar los movimientos bruscos, tanto de cambios de marchas como de frenadas o aceleración, es uno de los consejos a seguir para evitar la lumbalgia. Además de forzar los músculos, la conducción brusca también está asociada al aumento de la tensión.

Estrés y nervios

Cabe recordar que la espalda y las cervicales son muy sensibles al estrés, ya que una de las primeras respuestas corporales a eso es el movimiento corporal hacia un cambio de postura poco natural que termina sobrecargando toda la zona.

Bruxismo

Los nervios también pueden llevar a la acción de apretar los dientes por la noche e incluso durante el día. Este hábito suele provocar un fuerte dolor de cabeza que, en algunas ocasiones, se irradian hacia otras zonas del cuerpo como los oídos, los hombros y las cervicales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar