La rueda de alimentos: qué es y para qué sirve

| |

Imaginemos que queremos confeccionar un menú semanal. ¿Qué sería lo idóneo? Disponer de la mayor variedad de alimentos posible para abarcar todas las necesidades nutricionales, adaptándolas a cada caso concreto. Para hacer una distinción rápida de qué tipo de alimentos hay a disposición de todos, existe la rueda de alimentos. En las décadas de los setenta y ochenta fue difundida en España una ordenación que ha llegado hasta nuestros días, aunque con algunas modificaciones.

Qué es la rueda alimentaria

Se trata de un sencillo pero eficaz recurso didáctico que ayuda a comprender los aspectos básicos de una dieta saludable y el papel de cada tipo de alimento en la misma. Las ventajas de su uso se pueden resumir en las siguientes:

  • Ayuda a entender de forma visual y clara qué diferentes clases de alimentos hay según su función
  • Sintetiza por qué es importante la dieta en su conjunto para preservar la salud
  • Facilita la elaboración de menús saludables

La rueda de alimentos actualizada

Pese a que en su origen este esquema estaba compuesto por siete grupos de alimentos, actualmente consta sólo de seis que englobarían las necesidades nutricionales actuales (siempre dependiendo de diferentes circunstancias, como edad o estado de salud):

  1. Hidratos de carbono: productos derivados de los cereales, patatas, azúcar. Su valor es eminentemente energético.
  2. Lípidos: mantequilla, aceites y grasas en general. También tienen cualidades energéticas para el organismo.
  3. Proteínas de productos de origen lácteo.
  4. Proteínas en carne, huevos, pescado, legumbres y frutos secos.
  5. Hortalizas y verduras. Sus cualidades son reguladoras.
  6. Frutas. Su mayor valor es la aportación de vitaminas y minerales.

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación recoge toda la información relativa a la rueda de los alimentos. Una herramienta didáctica para alimentarse mejor y más fácilmente.

Rueda de alimentos

Funcionamiento de la rueda alimentaria

Su funcionamiento es muy sencillo, a mayor tamaño dentro de la rueda, con más frecuencia se han de consumir esos alimentos. Los que ocupan un menor porcentaje dentro de la rueda han de ser consumidos de forma esporádica.

Además, otro aspecto diferenciador de la rueda de alimentos es la inclusión del ejercicio físico y la ingesta de agua en cantidades adecuadas como otros aspectos claves muy relacionados con la alimentación y, en definitiva, una vida saludable.

 

Deja un comentario

1 × 5 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar