La masticación y sus efectos: cómo masticar bien

| |

¿Sabías que la primera fase de la digestión es la masticación? Sigue estos consejos para prestar más atención a la segunda y mejorar, con ello, la primera.

Hay gente que come despacio, saboreando poco a poco todo lo que llega a su boca. Otros son ansia pura: apenas dedican tiempo a masticar bien lo que ingieren. La forma en la que comemos y trituramos los alimentos en nuestra boca no solo constituye uno de nuestros rasgos definitorios, sino que influye de manera notable en una función biológica tan importante como la asimilación de nutrientes. Sea cual sea tu estilo, has de tener en cuenta las recomendaciones de los expertos: tómate tu tiempo para morder y deglutir los alimentos. Tu aparato digestivo te lo agradecerá.

[bctt tweet=»Es importante para la digestión morder despacio y triturar bien los alimentos #masticación » username=»mielcanela_blog»]

Si aún no sabes el motivo, te lo explicamos de manera sencilla: la masticación es el primer paso de la digestión. Solo siendo conscientes de ella, podemos recibir la señal de saciedad y pasar las dos horas posteriores a la ingesta con el estómago trabajando sin molestias. Para conocer todos los secretos y beneficios de la masticación, sigue leyendo.

¿Por qué es importante masticar bien?

Masticar bien es una ciencia que no todo el mundo consigue dominar. La razón principal es que lo consideramos un acto automático que hemos aprendido de pequeños a base de repetición. Como consecuencia de este acto casi instintivo, cada vez más personas padecen digestiones pesadas, problemas de peso y otros tipos de trastornos que dificultan de manera notable la rutina diaria.

[bctt tweet=»La masticación debe ser un acto menos automático y más consciente #masticaresimportante» username=»mielcanela_blog»]

Lo cierto es que el mecanismo de la masticación es complejo y debemos ser conscientes de él siempre que esté en funcionamiento. Implica un gran número de músculos y de su trabajo depende, casi al 100%, la acción del aparato digestivo. Masticar permite:

  • Saborear bien todo lo que ingerimos
  • Generar saliva. Gracias a ella, eliminamos cualquier resto de alimento que pueda quedar en la boca. Además, estimula el metabolismo.
  • Si se hace de manera pausada, introducir más oxígeno en nuestros órganos y, con él, relajar el sistema nervioso.
  • A mayor número de mordiscos, mayor sensación de saciedad, puesto que el cerebro interpreta que estamos ingiriendo más de lo que de verdad hemos introducido en la boca. Por esto mismo,muchos lo consideran como el primer consejo de una dieta para bajar de peso.

¿Cómo masticar bien? Los trucos

Aprendemos a masticar de pequeños, cuando introducen en nuestra dieta nuevas texturas y alimentos. Pero, con el paso del tiempo, perdemos esas nociones básicas y las advertencias de padres y abuelos: “Muerde despacio”, “Termina lo que tienes en la boca”, “En la mesa no se juega” …

¿Cómo enseñar a masticar a un niño?

Si tus digestiones son pesadas o, simplemente, eres consciente de que masticas demasiado rápido, sigue los siguientes consejos:

  1. ¿Cuántas veces hay que masticar? Al principio, debes forzarte a morder entre 30 y 50 veces cada bocado. Cuéntalas hasta que seas capaz de mantener ese ritmo tranquilo de manera automática.
  2. Concéntrate en lo que estás haciendo. No leas ni veas la televisión o la pantalla de tu dispositivo móvil mientras comes. Masticarás de manera inconsciente y perderás la noción de la cantidad de alimentos digeridos.
  3. Deja los cubiertos sobre la mesa entre bocado y bocado. Te ayudará a tomarte tu tiempo.
  4. Busca un espacio agradable para comer y para hacerlo de manera relajada. Un ambiente calmado te ayudará a masticar de manera consciente todos los platos y, como consecuencia, disfrutar de cada cucharada.

¿Eres de los que come rápido o despacio? ¿Practicas la masticación consciente?

Deja un comentario

tres × 3 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar