El frío es femenino (o por qué ellas son más frioleras)

El frío es femenino (o por qué ellas son más frioleras)

Temperatura corporal mujer

No estamos locos: las mujeres son más frioleras que los hombres y hay estudios que lo corroboran. Te explicamos el porqué de esta diferencia térmica.

Puede que una de las batallas más encarnizada de la guerra de sexos sea la de la temperatura ambiente. Y todos hemos participado en ella sin excepción. En casa, en la oficina, en la piscina, en clase… En cualquier espacio compartido por hombres y mujeres nos encontramos el mismo conflicto: ellas van a tener más frío, no importa si es invierno o verano; ellos siempre van a necesitar una temperatura más baja de la que refleja el termostato. Según algunos científicos, esta diferencia en la consecución del confort térmico se debe al metabolismo basal, por naturaleza más lento en las mujeres. Es decir, necesitan más calor para mantener una temperatura corporal estable. Analizamos este proceso biológico y explicamos por qué, si eres hombre, empezarás a pasar más calor en beneficio de todas tus compañeras.

Más calefacción en invierno, menos aire acondicionado en verano. Así sufren el frío las mujeres Clic para tuitear

¿Por qué las mujeres tienen más frío que los hombres? Habla la ciencia

Aunque siempre hay excepciones que confirman la regla, normalmente los hombres son menos frioleros. De hecho, se estima que las mujeres necesitan hasta tres grados más que ellos para alcanzar el confort térmico. Los diferentes estudios científicos que han intentado llegar a una conclusión sobre a esta particular guerra de sexos culpan a los siguientes factores:

  • La complexión propia de cada género. En teoría, la grasa corporal de las mujeres está repartida de manera equilibrada, aunque mantiene mejor el calor en los órganos centrales. Por eso, [casi] siempre tienen los pies y las manos congelados. Los hombres, por su parte, tienen un mayor porcentaje de masa muscular, que es la que se moviliza para producir energía en reposo y generar el calor que falta para alcanzar la temperatura corporal adecuada. En resumen, ellos pueden subir los grados con más facilidad, lo que supone un alivio en invierno y una auténtica faena en verano.
  • El metabolismo. El de la mujer es más lento que el del hombre. Esto quiere decir que, en reposo, ellas consumen menos energía mientras completan las funciones vitales del organismo. A mayor temperatura corporal, más rápido será el metabolismo de la persona.
  • La menstruación. Los días previos al periodo, la temperatura corporal sufre muchas oscilaciones por acción de los cambios hormonales. En estos altibajos, pueden registrar hasta un grado por debajo de lo habitual.

Temperatura corporal

¿Cómo solucionar las diferencias de temperatura entre sexos?

Muchos expertos recomiendan que sean los hombres los que se acostumbren a vivir bajo las “leyes térmicas” de las mujeres. O, al menos, que lo intenten. Sobre todo, por el ahorro energético que supone en las épocas más calurosas. Aun así, en esta materia, ambos géneros deben dar el brazo a torcer para llegar a una temperatura ambiental acorde y compatible con sus grados corporales. Para ello, recomendamos:

  1. Vestir con capas
  2. Hacer ejercicio de manera frecuente (también en vacaciones)
  3. Seguir una dieta equilibrada
  4. No permanecer en la misma postura durante mucho tiempo
Conseguir la temperatura ideal para las mujeres tiene beneficios para todos #mujeresfrioleras Clic para tuitear

¿Cuántas veces has discutido por las diferencias de temperatura en casa o en la oficina? ¿Y cuántas has dejado en manos de tu marido, tu padre, tu novio, etc. el calentamiento de los pies y las manos?