El mito de los 2 litros de agua

El mito de los 2 litros de agua

Sin base científica, esta costumbre tan extendida se debe a una interpretación errónea.

Dos litros y medio de agua al día. Ésta es la consigna con la que muchas personas se levantan cada mañana apoyada por anuncios publicitarios, creencia popular e incluso (y lo que es más grave) por profesionales de la salud.

¿Y qué hay de verdad en ello? Lo  cierto es que poco. Beber agua es necesario para vivir, pero no existe una cantidad estipulada como necesaria para tal fin. Ya en 2002, el doctor Heinz Valtin publicó en la revista científica de la American Physiological Society un artículo donde demostró lo innecesario de seguir este consejo tan extendido.

¿Por qué beber 2 litros de agua al día NO es sano? Entérate aquí Clic para tuitear

A continuación enumeramos tres motivos para desterrar el mito del agua.

1. No hay investigación científica que avale sus beneficios para la salud

Así es. Ninguna investigación ha demostrado ni que sea necesaria ni tan siquiera idóneo para los humanos beber sistemáticamente 2 litros de agua diarios.

2. La deshidratación no es un problema común

Las condiciones ambientales y el entorno de trabajo no son iguales para todos. Así, la deshidratación a la que está expuesta una persona que trabaje a pleno sol no es la misma que la de un empleado dentro de una oficina. En la actualidad, la mayor parte de quienes vivimos en el mundo desarrollado no padecemos unas condiciones donde la deshidratación sea nuestro mayor problema.

3. El problema contrario: la hiponatremia

Tener niveles de  sodio en sangre bajos es peligroso. Este elemento se encuentra sobre todo en los líquidos corporales y ayuda a mantener la presión arterial. Por debajo de 135 mmol/L se puede hablar de este problema de salud. El exceso de agua es uno de los motivos para padecerlo.

cuántos litros de agua hay que beber al día

¿Por qué surgió el mito de los 2 litros de agua?

Sin que se sepa a ciencia cierta, una de las posibles causas es una recomendación oficial propagada en Estados Unidos. En 1945, la Junta del Consejo Nacional de Investigación de Alimentación y Nutrición de dicho país ya propugnaba un consumo diario para un adulto de 2,5 litros de agua. Aunque se apuntaba que esta cantidad ya está presente en los alimentos de consumo habitual, parece ser que se malinterpretó y de ahí proviene la creencia popular.

Si tienes sed, bebe agua

“¿Cuánta agua debo tomar?”. El consejo es puro sentido común. Hay que beber cuando se tiene sed, pero sin necesidad de alcanzar los consabidos 2 litros diarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar