¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te emborrachas?

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te emborrachas?

Los efectos del alcohol en el cuerpo

La resaca parece la peor parte de una noche de fiesta. Pero son los órganos internos, como el hígado, los que más sufren con el consumo excesivo de alcohol.

Solo con una copa de alcohol de alta graduación, el cerebro, el hígado, el corazón y los sistemas reproductivo y digestivo ya sufren alteraciones. No importa si es una sola noche de desenfreno o toda una temporada de excesos. Esta sustancia ya es definida como una de las drogas más generalizadas en la sociedad del siglo XXI. Y su consumo causa estragos en el organismo, aunque sus efectos aún son auténticos desconocidos para la mayor parte de los bebedores ocasionales o de “fin de semana”.

Las resacas y el malestar suelen ser las principales manifestaciones de quien ha superado los límites de tolerancia del organismo al alcohol. Unos síntomas que coartan las capacidades de la persona y disimulan los verdaderos mecanismos que se desencadenan en el cuerpo. A la larga, el abuso reiterado de bebidas de alta graduación puede derivar en enfermedades graves. ¿Quieres conocer la realidad fisiológica que se esconde detrás del consumo de alcohol?

El alcohol es uno de los grandes enemigos del organismo #efectosdelalcohol Clic para tuitear

Los daños del alcohol en el cuerpo

  • Alcohol y corazón. El alcohol acelera nuestro corazón en el peor de los sentidos. Un consumo excesivo de esta sustancia puede aumentar la presión arterial y el ritmo cardíaco, provocar arritmias e, incluso, incrementar el tamaño normal del órgano.
  • Efectos de la bebida en el hígado. Este miembro y sus funciones no cuentan con mucha fama. Aunque sí conocemos el perjuicio que sufre con el exceso de alcohol en el organismo: cirrosis, hepatitis, cáncer, hígado graso, fibrosis… Una advertencia: aunque es un órgano silencioso, sus funciones de desintoxicación, síntesis y almacenamiento son indispensables para la vida.
  • Noches de fiesta y deterioro de la actividad cerebral. Solo un par de copas de vino ya pueden afectar a nuestro centro neurálgico: el cerebro. Él guía todos nuestros movimientos y toma decisiones para llevar a cabo las funciones que le ordenamos. Pues bien, el alcohol limita o rompe las conexiones neuronales. Como consecuencia de su ingesta, nuestros movimientos son más lentos, igual que otras acciones como el habla o el pensamiento. Si se sobrepasan en exceso los límites, puede haber incluso pérdidas de memoria.
Los problemas de habla de un borracho parecen graciosos, pero no son una broma #alcoholysalud Clic para tuitear
  • Relaciones sexuales, la peor de las últimas copas. Muchas parejas saben que las relaciones después de una larga noche de fiesta y alcohol son un auténtico fracaso. Las bebidas de alta graduación reducen la libido y el deseo sexual. En el caso de las mujeres, además, puede complicar el ciclo menstrual, con periodos más dolorosos o irregulares.
  • Sustancias que desgastan el aparato digestivo. Una buena excusa para dejar de consumir alcohol es que supone la ingesta de calorías vacías. Es decir, son bebidas nada saludables que favorecen la ganancia de peso. Más allá, el consumo excesivo y continuado provoca la aparición de úlceras e, incluso, cáncer de estómago.

Alcohol: hombre borracho

¿Conocías estos efectos del alcohol? ¿Cuál es tu peor recuerdo de un exceso de alcohol en el cuerpo?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar