7 mitos sobre la disfunción eréctil

7 mitos sobre la disfunción eréctil

Principales mitos sobre la disfunción eréctil

Se calcula que, en todo el mundo, más de 300 millones de varones sufran de impotencia sexual. En España, la cifra ronda los 2.000.000 de hombres. Aunque sea un trastorno muy común, por vergüenza o desconocimiento, una gran parte de los afectados se niega a buscar ayuda o hablar sobre el problema con su pareja. La ficción que rodea el tema es – en gran parte – culpables de que hombres y mujeres no puedan llevar una vida sexual sana. En este post, tratamos de desenmascarar algunos de los mitos relacionados con la disfunción eréctil.

  1. Tener un ‘gatillazo’ indica una disfunción eréctil

Una pérdida de erección puntual no significa necesariamente un problema de disfunción eréctil. En algunas ocasiones, por respuestas psicológicas relacionadas con el estado de ánimo – como la ansiedad – el hombre puede experimentar un ‘gatillazo’ sin que ello implique mayores consecuencias. Si la situación se repite de forma frecuente, es recomendable consultar con un especialista.

  1. La disfunción eréctil está relacionada con el tamaño

El deseo y el placer sexual no están relacionados con el tamaño del pene y, en el caso de la disfunción eréctil, tampoco. Ese tipo de trastorno puede afectar a hombres de las más diferentes características físicas.

Mitos y realidades sobre la disfunción eréctil

  1. La disfunción eréctil es un problema de personas mayores

Aunque – por las alteraciones hormonales relacionadas con la andropausia – los hombres mayores tienen más posibilidades de padecer disfunción eréctil, lo cierto es que el trastorno puede afectar a varones más jóvenes por el uso de sustancias adictivas, por problemas físicos o psicológicos.

  1. La disfunción eréctil se puede tratar sin ayuda médica

La automedicación no es la solución para tratar la disfunción eréctil. Vitaminas, estimulantes o incluso ‘aparatos milagrosos’ son algunos de las ofertas del mercado para solucionar el problema de forma inmediata. Además de ineficaces, esos tratamientos pueden ser perjudiciales para la salud por lo que se aconseja acudir siempre a un especialista.

  1. La disfunción eréctil es una patología sin importancia

Por sí sola, la disfunción eréctil no es peligrosa, pero podría ser uno de los primeros síntomas de enfermedades importantes como hipertensión, trastornos hormonales, diabetes, Parkinson, etc. Es fundamental acudir al médico para descartar cualquier tipo de problema y obtener el tratamiento adecuado.

  1. La masturbación es una causa de la disfunción eréctil

La masturbación es una práctica saludable que no trae consecuencias para la salud. Su práctica es la causa de la disfunción eréctil y ni tampoco aumenta el riesgo de sufrir ese tipo de trastorno.

  1. La vasectomía causa la disfunción eréctil

La cirugía realizada para conseguir la esterilización masculina no está relacionada con la disfunción eréctil. Los conductos seccionados en esa práctica quirúrgica no son los mismos empleados en el mecanismo de la erección. Asimismo, la vasectomía no tiene ninguna implicación hormonal, por lo que no afecta la libido ni la erección.

La comunicación es una de las claves de las parejas felices. Así que, si te enfrentes a un problema de este tipo, no dudes en compartirlo con la persona que esté a tu lado.

Déjanos tu opinión

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies