¿Qué alimentos no deberíamos guardar en la nevera?

¿Qué alimentos no deberíamos guardar en la nevera?

Comida en la nevera

Usamos la nevera para guardar comida sin distinción. Pero el frío no es bueno para todos los productos de nuestra cesta de la compra. Conoce qué alimentos no deberías meter en la nevera y ¡sácalos cuanto antes!. 

La nevera suele ser el cajón de sastre de la comida en la mayor parte de los hogares españoles. Tendemos a guardar en ella todos los alimentos que queremos conservar durante más tiempo, o bien, aquella que no sabemos muy bien dónde colocar cuando llegamos del supermercado. Si bien es cierto que su principal función es mantener mejor los alimentos a través del frío, estas condiciones no siempre son las más recomendables para todos los productos. Al final, el frigorífico es utilizado más como una despensa que como electrodoméstico. Y, como consecuencia, algunas comidas pierden sus propiedades y sabor e, incluso, se acelera el proceso de descomposición.¡No guardes todos los alimentos en la nevera!Algunos no soportan las bajas temperaturas… Clic para tuitear

Las tendencias de consumo han cambiado. Ya no compramos productos frescos a diario, sino que dejamos la compra para un determinado día a la semana o al mes. Esta es una de las principales causas del abuso del refrigerador para la conservación de los alimentos. Si tú también cometes este error, toma nota de todo lo que deberías sacar de la nevera hoy mismo.

Comida fuera de la nevera. Los imprescindibles

Normalmente, la temperatura de nuestro electrodoméstico ronda los 4º ó 5ºC. Con este nivel de frío, las bacterias se debilitan y su efecto sobre los alimentos tarda más en llegar. Pero este objetivo es contraproducente en los siguientes alimentos:

  • Tomate. El frío altera su textura interna, le quita sabor y la pulpa se hace más pastosa. Además, frena su proceso de maduración.
  • Chocolate. Sobre todo en verano, el gusto por meter este dulce capricho en la nevera está muy extendido. Pero lo cierto es que afecta notablemente a su sabor y su textura. En muchas ocasiones, las bajas temperaturas lo hacen incomible, creando una capa blanca en la superficie que lo vuelve insípido y duro.
  • Piña. Se trata de una fruta tropical, por lo que está acostumbrada a las altas temperaturas. Debería conservarse a una temperatura de unos 10ºC para asegurar su maduración.
  • Plátano. Salvo que estén demasiado maduros, los plátanos nunca deben ir en la nevera. Tampoco el melón, el calabacín, los melocotones, los pimientos, las berenjenas…
  • Aguacate. Si no queremos perder todas las buenas propiedades de esta fuente de Omega 3, lo más recomendable es guardarlo en un lugar seco y oscuro. En el frigorífico, adquieren un color negro y pierden su sabor.
  • Pan. Es otro de los alimentos más presentes en la nevera. Pero el frío hace que pierda sabor y envejezca antes. Si compras mucho pan y no lo vas a consumir en el día, lo mejor es guardarlo en un lugar seco, o cortarlo en rebanadas y congelar las que no vas a comer en el momento.El pan, los tomates, la piña o el chocolate son alimentos que no deberías guardar en la nevera… Clic para tuitear
  • Pastas, cereales y frutos secos. Aunque no está tan extendido, algunas personas guardan, por ejemplo, los paquetes de arroz en la nevera. Esto no tienen ningún efecto positivo. Más bien al contrario: pierden sabor, textura y propiedades nutricionales. Deben conservarse a temperatura ambiente.
  • Quesos. Los curados y semicurados pierden su sabor dentro del refrigerador y se endurecen más rápido. Lo mejor es envolverlos en papel y dejarlos a temperatura ambiente.
  • Miel. Sometida a bajas temperaturas, se cristaliza y pierde sus buenas propiedades. El azúcar, que la constituye de manera natural, permite aguantar bien la temperatura ambiente (siempre que esté bien tapada).
  • Patatas, ajos y cebollas. Las primeras, conservadas en frío, hacen que el almidón que las compone se convierta en azúcar y modifican su sabor. Los ajos y las cebollas se ablandan, por lo que es mejor guardarlos en un mismo recipiente abierto, para que circule el aire, y con la piel que los recubre.Cómo conservar los alimentos

Consejos para una buena refrigeración

Una vez que hemos sacado de la nevera todos los alimentos que no deberían estar allí, tenemos que comprobar si el resto de productos está bien colocado. No todas las partes del frigorífico enfrían por igual y, cada una de ellas, está destinada a una comida diferente. Para evitar la formación y aparición de bacterias indeseables, lo mejor es mantener el electrodoméstico limpio y seguir estos consejos:

  • Los alimentos nuevos, por detrás. Así, consumiremos primero los que llevan más tiempo en el frigorífico.
  • En la zona baja: pescados y carnes. Son los que necesitan más frío y deben permanecer perfectamente envueltos o tapados.
  • En la zona media: lácteos y embutidos.
  • En los cajones: todas las frutas y verduras que sí pueden guardarse en la nevera, pero sin bolsa de plástico.
  • En la zona alta y en la puerta: aquellos alimentos que no necesiten mucho frío, como las bebidas, la mantequilla, los huevos o los productos enlatados.

Y tú ¿qué alimentos sueles guardar en la nevera?

Déjanos tu opinión

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies