Dormir poco acorta la vida

Dormir poco acorta la vida

Dormir poco acorta la vida

La sociedad moderna se divide entre los que duermen mucho y los que no pisan la cama [casi] ni en sus mejores sueños. Si eres de estos últimos, estás perdiendo años de vida.

Tal vez suena un poco alarmista, pero está demostrado científicamente: dormir poco tiene consecuencias negativas para nuestra salud. Mientras una parte del mundo se pasa una parte considerable del día en la cama, la otra intenta buscar una solución imposible al dilema de cómo dormir 8 horas en solo 4 horas, las que les quedan por delante hasta que suene el despertador. Los científicos insisten en la necesidad de encontrar un término medio adecuado para el tiempo de descanso nocturno (unas siete horas para los adultos) y destacan la importancia de conseguirlo para mejorar la calidad y la esperanza de vida. Aunque no siempre se tienen los conocimientos necesarios para llevarlo a cabo. Sobre todo, por todos los mitos que siempre hemos defendido como los mejores para conciliar el sueño.

Los científicos afirman que dormir poco hace que vivamos menos y con peor salud #dormirpoco Clic para tuitear

El problema es que las obligaciones diarias, los compromisos sociales y las innumerables opciones de ocio nos llevan a dedicar cada vez menos horas al descanso. Te explicamos por qué es tan importante respetar las horas de sueño diario y las consecuencias directas que conlleva dormir menos de lo necesario.

La relación entre el sueño y la calidad de vida

El genetista y biólogo Michael W. Young recibió en 2017 el Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre el funcionamiento de las proteínas en el ritmo circadiano (reloj biológico). Young continúa con la búsqueda de respuestas sobre la relación entre el sueño, el reloj circadiano y la salud. Pero, en una reciente visita a Madrid, afirmó con rotundidad que dormir poco, alterar las horas “naturales” del cuerpo para la actividad y el reposo, tiene consecuencias negativas en la vida de los seres vivos.

El milagro imposible de dormir 8 horas en 4

No es el único científico que sostiene esta afirmación. Son muchos los expertos que demuestran cómo un mal hábito de sueño perjudica seriamente la salud y la rutina. En este sentido, subrayan que el descanso no solo tiene un efecto positivo sobre nuestro sistema inmune, sino que nos ayuda a mejorar nuestra predisposición a hábitos de vida más saludables (dejar de fumar, mantener una rutina deportiva, abandonar el alcohol…).

Consecuencias de dormir poco y recomendaciones

En este post, ya hablamos de algunas de las consecuencias más evidentes de dormir poco o mal y de los principales remedios para solucionarlo. Pero, entonces, no tuvimos en cuenta las consideraciones de Michael W. Young y del resto de investigadores sobre los cambios y mutaciones genéticas que desencadenan estas alteraciones del sueño.

Mientras los equipos de expertos continúan descifrando qué cambios en los cromosomas pueden afectar a la forma en la que dormimos, Young recomienda:

  • Dormir, al menos, siete horas nocturnas
  • Sincronizar todos los relojes circadianos del organismo para que vayan a la vez (no comer por la noche, evitar dormir mucho por el día…)
  • Adaptarse a las horas de luz allá dónde vayamos, es a lo que está acostumbrado el cuerpo desde tiempos inmemoriales (y por lo que nos afecta tanto el horario de invierno).
  • Huir de los cambios de rutina incongruentes: dormir cuando es de noche, comer mientras es de día para mantener la actividad.
El organismo cuenta con varios relojes biológicos que deben estar sincronizados #dormirpoco Clic para tuitear

Y tú, ¿cuántas horas duermes? ¿Tienes todos tus relojes circadianos sincronizados?

Déjanos tu opinión

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies